Un problema educativo URGENTE

El hecho de que el ejercicio físico supone en la actualidad una herramienta imprescindible para mantener o recuperar nuestro estado de salud es incuestionable. El problema reside en que este hecho, constatado en la evidencia científica, no repercute directamente en las personas que debieran beneficiarse de el.

El nivel de competencia de los profesionales del ejercicio físico aumenta, su campo formativo se amplía y se desarrolla de forma muy rápida. Aunque la formación continua del profesional es imprescindible, no lo es menos la de quién debe decidir realizar ejercicio, el paciente. Es urgente comenzar con programas educativos que sean capaces de transmitir el valor del ejercicio físico dirigido y supervisado por especialistas en cualquier ámbito. Las personas deben aprender que hace y que competencias tiene un profesional del ejercicio, adquiriendo conciencia del beneficio de la actividad que realiza según este supervisada o no. Del mismo modo esta educación debe llegar a los profesionales sanitarios, con una alta capacidad de transmitir este valor y de generar cambios en el estilo de vida de las personas.

La distancia entre lo que sabemos que el ejercicio físico puede lograr y lo que actualmente entienden las personas enfermas es abismal. La mayoría de las personas que terminan por decidir realizar ejercicio lo hacen por una necesidad de cambiar o romper un estado que ya no les deja vivir con la calidad que necesitan, por la intuición de que el ejercicio puede ayudar o por descarte de diferentes propuestas terapéuticas fallidas. En muy pocas ocasiones conocen los argumentos que nosotros los especialistas si conocemos.


Los profesionales del ejercicio físico necesitan formarse para educar, no basta sólo con hacerlo para dominar una serie de competencias que debieran ser proyectadas hacía afuera y que nadie conoce. Deben participar con la misma intensidad en iniciativas que acerque a las personas, ya que, más allá del gusto personal por aprender y encontrar satisfacción en ello, es el verdadero objetivo de profesional del ejercicio físico.

Para reflexionar...


Manuel Martín

Equipo IPEFC